miércoles, 27 de agosto de 2008

SONORAMA 2008

Un año más, el SONORAMA, uno de los festivales más importantes del panorama nacional, comenzaba el jueves 14 de Agosto, recibiendo a los asistentes con una fiesta de presentación que inauguraban los madrileños Layabouts, y que cerraría la voz inconfundible de Josele Santiago. Entre ambos, la sorpresa fuera de cartel con Nacho Vegas, y la sorpresa dentro del cartel con The Right Ons, que se llevó al público de calle (a pesar de algunos problemas de sonido) y demostraron porqué estan recibiendo tan buenas críticas.
Para cerrar la noche, Chema Rey esperaba en el Café Central donde sin apenas poder respirar intentábamos bailar al ritmo de una sesión clásica con éxito asegurado.
El viernes, día 15 de Agosto, previo aperitivo a mediodía, empezaban los platos fuertes y el baile de escenarios. Caída inesperada del cartel de Facto delafé y las flores azules, que trastocó todo el horario de ese día y se perdió el orden adjudicado a los grupos.
Como cada uno tiene sus gustos, y nunca nos vamos a poner de acuerdo sobre quién cantó mejor o peor, quién nos deleitó con el mejor concierto o quién se entregó más, no vamos a meternos a hablar de cada grupo, porque lo más bonito es la visión subjetiva del cómo cada uno vivió cada concierto, y por supuesto, discutir con los amigos!
A nosotras personalmente nos dio pena que Noni (Lori Meyers) no bailara durante su interpretación de "Transiberiano" como venía haciendo durante la gira, nos alegró que dejaran a Sidonie tocar íntegro su concierto (no como en otro reciente festival), nos sorprendió The Gift y los bailes con su Theremin, Cooper y Tachenko nos hicieron bailar y recordar a Sergio Algora, Niños Mutantes sacar nuestra vena más coplera, y Nada Surf ponía el toque más internacional del día.
Llegados a este punto, tenemos que mencionar obligatoriamente a nuestro querido DonGonzalo, con el que compartimos prácticamente toda la noche y se creó una conexión Granada-Bilbao ya difícil de romper (y que seguro el sábado deleitó con una estupenda sesión a los bilbaínos en el Fever-Bus), a los Chapitas.com que nos abastecieron cuando más falta nos hacía, a Sergio Vinadé por aguantar que le enseñáramos la pancarta que trasportamos desde el Contempopranea y en general a todos aquellos que esa noche nos soportaron. Y terminamos bailando con Julio Ruiz a altas horas de la madrugada, cuando ya el sol despertaba...
Qué voy a contar de la odisea de los baños-contenedor-ciénaga o de las duchas-congelador...sin comentarios... A propósito de críticas o posibles mejoras, son curiosos los resultados de la encuesta de satisfacción que han realizado durante el festival: http://www.sonorama-aranda.com/noticias.php?ID=1564
Y llegó el último día, sábado 16 de Agosto, con el esperado concierto matutino de Vetusta Morla, la siesta correspondiente y vuelta a empezar. Con la suspensión del concierto de Lagartija Nick, de nuevo los horarios tenía más holgura. Esta vez le tocó a Grupo de Expertos Sol y Nieve soportar el sol en el escenario, seguidos de Love of Lesbian (conciertazo), Quique González, Jet Lag, Ivan Ferreiro (uno de los más aclamados) junto con Deluxe (que anunció un año de retirada tras el fin de la gira) y El Columpio Asesino. La única crítica que podemos hacer sobre esta noche de conciertos fue cerrar un festival como este con NajwaJean a las 2 de la mañana, que por lo menos a nosotras nos aburrió y mermó.
Esta noche le tocaba a Jesús Ordovas hacer bailar a las masas: ni defraudó ni arriesgó. Eso sí, ya de día, cada uno se entretenía con lo que podía: desde jugar al twister en medio de la pista hasta promover una "rave" mañanera a la entrada del camping con tan sólo un casette y un mp3. He dejado por el camino grupos y Djs diurnos, pero como dice el refrán: "quién mucho abarca, poco aprieta".
El domingo, tras despedirnos hasta el año que viene de uno de nuestros festivales fetiche, decidimos descansar. Pero Expertos Sol y Nieve tocaba en el Antzokia, teníamos un invitado incomparable (DonGonzalo), y no pudimos resistirnos a ir a un concierto en familia, con una entrada media (hay que entenderlo porque era Aste Nagusia) que puso el punto y final a un fin de semana largo, intenso, cansado, diverso, social, musical y completo.

No hay comentarios: